¿Cuales son los beneficios de la miel de brezo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

La miel de brezo tiene un sinfín de propiedades nutritivas, terapéuticas, cosméticas y culinarias. Contiene numerosas vitaminas, minerales y aminoácidos, por lo que se recomienda como ingrediente habitual de nuestra dieta. Además, en la cultura y tradiciones de todos los pueblos del mundo, la miel de brezo es conocida y utilizada por sus propiedades curativas al igual que la miel de manuka, siendo un remedio natural muy eficaz para atender desde rozaduras hasta enfermedades graves. Hipócrates, el médico más famoso de la antigua Grecia, la utilizó con éxito para curar afecciones y úlceras de la piel, aliviar el dolor y alcanzar la longevidad.

Este extraordinario producto natural de origen animal, proviene del néctar de las flores y otras partes dulces de las plantas, que las abejas recolectan y modifican, al combinarla con sustancias propias, hasta convertirla en un alimento natural que el hombre ha consumido desde el origen de los tiempos. También solemos consumir como un alimento más el sirope de agave, mezclándolo en nuestra dieta diaria.

miel de brezo

Aunque parezca increíble, la composición de la miel de brezo se mantiene fresca por tiempo indefinido. De muy baja humedad y ácida en extremo, es muy difícil que se desarrollen en ella bacterias y otros microorganismos, por eso es muy poco probable que se dañe.  Esto se ha comprobado en frascos recuperados de tumbas egipcias.

Por la enriquecida composición de la miel, se recomienda su consumo habitual en nuestra dieta. Su uso extendido en remedios caseros propició estudios científicos que luego comprobaron las sorprendentes propiedades curativas de la miel.

En el mundo entero se encuentran cientos de tipos de miel; todo depende del hábitat de las abejas y de la época del año en que se recoja la miel. Cada uno de estos tipos de miel tiene similitudes y diferencias en cuanto a sus propiedades curativas específicas, aunque algunas pueden destacar por sus características específicas, como es el caso de la miel de brezo.

Así que, ya sea por mantener una alimentación saludable, tratar una afección particular, darle uso culinario o en tratamientos de belleza, hay suficientes tipos de miel para elegir, según tus gustos o necesidades.

Para que puedas obtener mayor tu conocimiento sobre este súper alimento que tanto puede ayudar a sentirnos mejor, hablaremos a continuación de las propiedades curativas de la miel de brezo.

Propiedades curativas de la miel de brezo

El caso de la miel de brezo, que algunos llaman “la joya negra de las montañas” es un buen ejemplo, de las excepcionales propiedades curativas que poseen algunos tipos de miel. Esta miel, se obtiene de las abejas que se alimentan de las flores del brezo, brecina o biércol, cuyo nombre científico es calluna vulgaris.

Es de color caoba oscuro, casi negro y puede llegar hasta el rojo, pero ambos muy oscuros. Su sabor es ligeramente amargo, sin llegar a ser desagradable. Estas características en su sabor y color la convierten en una miel muy peculiar, es de textura espesa y cristaliza con facilidad. Se produce con abundancia en las zonas montañosas de España y Europa, donde las flores del brezo pueden observarse hasta a 2.600 metros de altitud, destacándo por sus flores de color púrpura.

En la medicina homeopática, el brezo se ha administrado desde siempre para paliar afecciones del riñón, por sus propiedades antisépticas, antinflamatorias, astringentes, diuréticas y sedantes. Estas propiedades curativas se proyectan en su miel, por lo que actualmente es considerada como una de las más beneficiosas para la salud. Entre sus virtudes se cuentan las siguientes:

  • La miel de brezo es un desinfectante del sistema urinario y un diurético natural. Por eso se recomienda su consumo para reducir la retención de líquidos. Es muy eficaz en casos de cistitis, de piedras de riñón, así como en la prevención de dichas enfermedades. También se emplea como desinflamatorio de todo el sistema urinario (vejiga, uretra, riñón y próstata).
  • Esta miel estimula el riego cardiovascular: previene problemas cardíacos tales como: riesgo de infartos, anginas de pecho, arritmias, arteriosclerosis, y otras cardiopatías. Sin embargo, para combatir este tipo de afecciones, su empleo debe ser acompañado por una dieta equilibrada, la práctica regular de ejercicio y un estilo de vida saludable.
  • Es un poderoso antirreumático.
  • Su alto contenido de minerales está indicado en los casos de anemia, fatiga e inapetencia.
  • Es un acelerante de la hidratación y cicatrización de la piel. De allí que, su uso tópico se indique para tratar quemaduras pequeñas y heridas.
  • Al igual que los otros tipos de miel, la miel de brezo posee propiedades curativas que son de gran ayuda para aliviar dolores e inflamación de la garganta y para calmar los síntomas del resfriado común.

colmena en un arbol

En cuanto a las contraindicaciones de la miel de brezo, las advertencias son similares para todos los tipos de miel e indican que debe consumirse con moderación. En caso de sufrir diabetes, por lo común se desaconseja a causa de su alto contenido de glucosa. Sin embargo, algunas investigaciones han demostrado, que sí pueden consumirla (ya sea que sufras de diabetes tipo I, I y ½ y II) y recomiendan su consumo en lugar de los edulcorantes artificiales. De todas formas, si estás embarazada o sufres alguna enfermedad o condición de vida, lo más indicado siempre, es consultar a tu médico.

Recomendaciones para conservar las propiedades curativas de la miel de brezo al consumirla:

Para aprovechar al máximo la miel, resguardando sus propiedades curativas, se recomienda consumirla de acuerdo a las siguientes indicaciones:

  • Para los adultos la ingesta diaria ideal es de 60 a 100 gramos, distribuida, por lo menos, en tres partes iguales durante el día.
  • Para los niños menores de 10 años de edad, se aconsejan 30 gramos diarios, también distribuidas, al menos, en tres partes iguales.
  • Antes de tragarla, debes disolver la miel en la boca.
  • Cuando vayas a endulzar tus bebidas calientes con miel, procura que no esté más caliente de los 40o C, porque de no ser así, tu miel puede perder sus propiedades curativas.

Y recuerda que, una de las mejores formas de sentirte bien es seleccionar con cuidado los alimentos que consumas y hacerlo con moderación. La ingesta de aquellos que más aportan beneficios, combinada con la reducción de los que nos perjudican, hará que nuestro cuerpo nos lo agradezca enseguida.

Responder