Propiedades más interesantes de la Miel de Lavanda

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 3,25 de 5)
Cargando…




Cuando queremos dar un toque dulce, especial y sano a nuestras comidas o superar esas molestas crisis de tos, una de las primeras cosas que nos cruzan por la mente, es la miel de lavanda o el sirope de agave. Su composición la convierte en uno de los más sanos endulzantes naturales que existen, además de que sus propiedades la hacen un buen antiséptico y antibacteriano.

Cada tipo de miel tiene sus características y aplicaciones. Pero una peculiaridad interesante caracteriza a la miel de lavanda, su poder cicatrizante es mejor que el de las demás mieles que se conocen. Además, su sabor y olor le hacen honor a su procedencia.




Desde siempre, la miel de lavanda se ha utilizado para sanar las heridas causadas por quemaduras e insectos, pues, tiene un poderoso factor regenerativo de tejidos. Inclusive, muchas dependencias médicas aún la usan para tratar pacientes con lesiones graves.




Esta miel también se usa para aliviar los efectos que el estrés pueda generarte. Es un remedio eficaz para combatir estados de ansiedad, irritabilidad, insomnio, taquicardia, migrañas, es un excelente tónico digestivo y tiene propiedades antidiarreicas. Al igual que podemos ver estos efectos en la miel de manuka.

miel de lavanda

Características de la Lavanda

La lavanda, (Lavandula angustifolia o espliego) es un arbusto con flores moradas dispuestas en forma de espiga, que proviene del Mediterráneo Occidental. Se localiza en países como Francia (principal productor) Argentina, Bulgaria, España, Japón y La India. Existen aproximadamente, 30 tipos, pero una de las más conocidas es la Lavandula officinalis o Lavandula spica.




La lavanda es miembro de la misma familia que la menta y es “pariente” del romero, la salvia y el tomillo. Su rico aroma y hermosa presencia, hacen de ella una planta ornamental por excelencia.

El nombre “Lavanda” proviene del latín “lavar”, debido a su uso originario, que determinaba la utilización de la lavanda para bañarse o lavar, como si se tratara de un jabón. De hecho, al día de hoy, esto no ha variado tanto, porque muchos jabones y gran variedad de productos destinados a la higiene, poseen dentro de su composición, lavanda.

Los antiguos romanos la empleaban para perfumar sus baños, lavar y cuidar la ropa. Era costumbre, utilizar un ramito de lavanda como repelente de insectos y su esencia de flores era usada para fabricar lociones y perfumes.

El olor de la lavanda no es lo único que atrae la atención de la gente, sino también su efecto tranquilizante. Estas propiedades de la lavanda se deben a su principal componente, el cual es muy rico en alcoholes terpenicos (geraniol o linalol).



Beneficios de la miel de lavanda

La miel de lavanda es rica en compuestos que ayudan a mantener la salud, desde las sustancias tirosinas y antifúngicas, hasta los flavonoides y ácidos fenólicos como la naringenina, la luteolina, el ácido gálico y el ácido cafeico. Por eso tiene importantes aplicaciones terapéuticas.

La miel de lavanda tiene los niveles más altos de tirosina en relación a las demás mieles. El cuerpo humano usa este aminoácido para producir neurotrasmisores. También la convierte en sustancias importantes como la melanina (un pigmento de la piel) y estrógeno femenino.

diferentes mieles

La tirosina suplementaria se ha utilizado en fármacos para prevenir y tratar algunas condiciones de salud, por ejemplo: ansiedad, depresión, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), insomnio, estrés, síndrome premenstrual (SPM), Alzheimer, Parkinson y fatiga crónica. Aunque no se ha aclarado si en su forma natural presente en la miel de lavanda, tenga la misma efectividad de la tirosina suplementaria.

La miel de lavanda, llama la atención por su característico color ámbar, aunque en ocasiones también es posible encontrarla casi tan transparente como el agua. Su aroma es propio de las flores de lavanda y le dan un toque único a su sabor.




Al igual que otros tipos de miel de abeja pura, la miel de lavanda ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico. Es muy rica en hierro. Con sólo consumir una cucharada, al día, te sorprenderás con sus efectos protectores contra afecciones respiratorias. Inclusive, actualmente, muchos medicamentos para tratar lesiones, la utilizan en su fórmula, por su efecto regenerador de tejidos.

La miel de lavanda también es un excelente energizante. En aquellas temporadas en las que el cansancio y la fatiga te ataquen, puedes tomar una pequeña porción de miel al día, para combatirlos.

Usos de la miel de lavanda

  • Mascarillas para la piel: La miel es el perfecto complemento para una mascarilla de calidad, debido a que puede mantener la piel hidratada sin importar la textura de la misma, es decir, no importa si la piel es seca, grasa o mixta. Una de sus mejores aplicaciones son sus propiedades antibacterianas, por lo que también es perfecta para tratar el acné.
  • Champú natural: Si estás buscando un producto natural que limpie y mantenga hidratado tu cabello, no debes dudar en usar la miel de lavanda. Sus propiedades permiten mantener equilibrado tu cabello, hidratarlo, combatir la caspa, darle brillo y suavidad a tu cuero cabelludo.
  • Efecto relajante: La miel de lavanda contiene azúcares que ayudan a aumentar los niveles de insulina en el cuerpo, y a producir serotonina. Esta hormona se relaciona directamente con nuestro estado de ánimo, generando automáticamente una sensación de relajación. Tomarnos una infusión relajante que contenga una cucharadita de miel por las noches nos ayudará a liberar el estrés, para que puedas dormir y descansar.
  • En la cocina gourmet, la miel de lavanda de Provenza (Francia), es una de las más apreciadas. Se utiliza para endulzar galletas, bebidas calientes, etc. También va muy bien sobre bizcochos, scones calientes, pan tostado y helados.




Comprar miel siempre es necesario en todo hogar. Con el correr del tiempo se ha mantenido como uno de esos productos que no debe faltar en casa, debido a sus grandes beneficios. La miel de lavanda es un poderoso cicatrizante, y antidiarreico, de acción más contundente que otros tipos de miel. Además, es uno de los mejores remedios caseros para aliviar el malestar de la gripe, la tos y el dolor de garganta. Usado en infusiones, proporciona un efecto relajante. Además, su rico aroma le añade personalidad a cualquier plato o bebida que deseemos endulzar.









Responder