Descubriendo las características de la miel de Castaño

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…




La miel de castaño es una de las mieles que podrían llamarse “estacionarias”, pues por sus orígenes, solo se consigue en determinadas épocas del año, dándole una cualidad exclusiva, al conseguirse solo durante los meses de mayo a julio. Se obtiene exclusivamente de las variedades del castaño y castaño japonés.




En su composición, el contenido de fructosa es bastante alto y por tanto, la cristalización de la miel no se facilita. Esto no ocurre en otras mieles como la miel de manuka o el sirope de agave.




En su sabor, se nota un componente ácido y su sabor aromático tiende a dejar un gusto amargo, aunque suave. La presencia de taninos le aporta un aroma herbario, muy atractivo para combinaciones culinarias. En cuanto a su coloración, va desde el amarillo oscuro, ámbar, llegando a negro.

Se ubican en zonas de alta montaña, pues el proceso de extracción debe hacerse a la misma temperatura en la que se encuentran las colmenas, para no alterar sus propiedades; el proceso de filtración es muy suave, para garantizar que conserve su composición.

miel de castano

Usos de la miel de castaño

Por sus altos contenidos de antioxidantes, es ideal para eliminar toxinas que generan los radicales libres, contribuyendo así, a frenar el proceso de envejecimiento.

Su uso regular aporta grandes dosis de energía al organismo, gracias a su alto contenido de fructosa. En casos de baja energía, puede recuperarse rápidamente con solo una cucharada de miel de castaño.




Por sus compuestos elevados de varias vitaminas esenciales para el buen desempeño del organismo, como la vitamina C y vitamina B, sumada a los antioxidantes, contribuye en el proceso de fortalecimiento de los músculos, influye de manera positiva en la circulación sanguínea, previniendo problemas circulatorios; así mismo, mejora el sistema inmunológico del organismo, mejorando el funcionamiento del hígado.

Por su elevado contenido de minerales y oligoelementos, es un desinflamante ideal y calma el dolor producto de las inflamaciones reumáticas. Estimula los procesos digestivos lentos, que suelen ser laboriosos y por tanto incómodos. Despeja las vías respiratorias, al cumplir con su función expectorante, limpiando los bronquios e impidiendo episodios de tos seca.

Posee un alto contenido en hierro y por esta razón previene cuadros anémicos o facilita la recuperación en los que ya se han producido.

Es rica en fósforo, potasio, magnesio, calcio.



Usos de la miel de castaño en tratamientos de belleza

  • En el Cabello

Es ideal para aclarar el cabello, dándole visos dorados, al tiempo que lo revitaliza, aumentando el crecimiento y deteniendo su caída, por las propiedades del contenido de hierro, que mejora la irrigación sanguínea en el cuero cabelludo.

  • Mascarilla para la Piel

Por su contenido elevado en hierro, mejora la irrigación sanguínea de los vasos capilares, regenerando la piel desde adentro y sus componentes antioxidantes, le darán un aspecto humectado, elástico y hará ver la piel renovada y más joven; su uso regular detiene el proceso de envejecimiento.

  • Como Hidratante Corporal

Para quienes tienen problemas de resequedad en la piel, la miel de castaño es ideal, junto al aceite de rosas y aceite de almendras, para hidratar de manera profunda toda la piel del cuerpo, devolviéndole su apariencia saludable.

  • Como Limpiador Facial

Sus propiedades antibióticas y antibacterianas, la hacen ideal para limpiar la piel, dejándola libre de grasa; al limpiar profundamente los poros, impide que se contraiga alguna bacteria.

Usos culinarios de la miel de castaño

Sus propiedades de sabor ligeramente ácido, su aroma inconfundible, color ámbar oscuro o totalmente negro, dejando un gusto amargo de fondo, ofrece un exquisito contraste gustativo al mezclarse con las determinaciones dulces o saladas de un sinnúmero de platos y postres, que invitan a la evocación de  la infancia a campo abierto, disfrutando paisajes de ensueño.







Es ideal para combinar con ensaladas frías, variados postres, helados,  humus, carne de cordero en todas sus formas; se mezcla muy bien en platos a base de legumbres.

¿Por qué preferir la miel de castaño?

La miel de castaño ofrece múltiples aplicaciones para mejorar la salud, mantener el buen funcionamiento del organismo, pasando por tratamientos de belleza realmente efectivos, al ser un producto natural totalmente desprovisto de químicos que podrían ocasionar reacciones negativas en algunas personas.

Excelente para dar visos dorados al cabello y aclararlo, es una opción que permitirá lograr un nuevo look, muy atractivo y único en su coloración, pues los tonos varían según el tipo de miel que se utilice, ya que sus presentaciones van de ámbar, ámbar oscuro, hasta casi negro, que al sol dará un tono castaño natural, muy difícil de encontrar en productos químicos.

Gracias a sus propiedades que estimulan la irrigación sanguínea, junto a los antioxidantes de su composición, evitan y reparan daños en la piel, devolviendo su tersura, elasticidad y humectación, retardando el proceso de envejecimiento y otorgando un aspecto mas joven.



flores y abejas

En cuanto a sus usos culinarios, la gran variedad de opciones para combinar sabores, la hace protagonista de las mejores recetas de cocina, en determinadas épocas del año, garantizando sabores exclusivos de temporada.

Es recomendable adquirir un producto artesanal, pues así se tiene plena seguridad de su calidad y pureza, sin correr el riesgo de que se haya alterado con la producción y comercialización a gran escala, en cuyos procedimientos podría perder algunas de sus cualidades esenciales.




El consumo regular de la miel de castaño, permite mantener el tono muscular, sin los riesgos de pérdida con el paso de la edad, a la vez que mantiene al organismo, con excelentes niveles energéticos.

Contraindicaciones de la miel de castaño

No se recomienda el consumo en niños menores de dos años, pues su estómago aún no está lo suficientemente fortalecido y pueden contraer la toxina botulínica, ya que la miel de castaño puede contener esporas de la bacteria clostridium botulimun.

Al ser la miel de castaño un producto natural en cuya fabricación intervienen las abejas que activan sus glándulas y junto a la mezcla del polen contenido en las flores de cerezo, puede desarrollar alergias en los más pequeños.

Los diabéticos tampoco deben consumir miel, pues sus altos contenidos de azúcares, elevan los niveles de glicemia.

Su alta concentración de calorías, tampoco la hace recomendable para quienes se encuentran en programas de adelgazamiento.









Responder